Seleccionar página

El acceso a financiación en el momento adecuado es uno de los factores más decisivos para la consolidación y crecimiento de las PYMES y Startups.Los préstamos bancarios o la disposición de capital por parte de inversores no siempre están disponibles y, además, presentan algunas desventajas, como la necesidad de avales o garantías, o la búsqueda de nuevos socios que pueden influir en la gestión del proyecto y la empresa.

En España, uno de los recursos más potentes que existen son los préstamos participativos que concede la Empresa Nacional de Innovación (ENISA) para PYMES innovadoras. Esta línea de financiación puede ser una gran alternativa ante la falta de crédito que pueden tener algunas empresas.

¿Qué es ENISA?

ENISA (Empresa Nacional de Innovación S.A.) es la empresa pública que se encarga de financiar proyectos empresariales para pequeñas y medianas empresas españolas con proyectos de innovación, crecimiento transformador o con claras ventajas competitivas. Por tanto, se financia a través de los presupuestos del Estado y desde 2014 cuenta con una media presupuestaria de unos 85 millones de euros cada año.

El mecanismo de financiación de ENISA se articula mediante la figura del préstamo participativo, regulado por el artículo 20 del Real Decreto ley 7/1996 de 7 de junio y por la Ley 10/1996 de 18 de diciembre.

Esta ayuda se sitúa a medio camino entre el préstamo tradicional bancario y el capital riesgo. No exige avales ni garantías y tiene dos tramos de intereses dependiendo de las líneas a las que se acoja la empresa.

¿Qué tipos de líneas de financiación existen?

En ENISA se diferencian tres líneas de financiación dependiendo de la fecha de constitución y edad de los socios de la empresa:

  • Jóvenes emprendedores:línea específica para PYMES y Startups de reciente constitución (menos de 24 meses) debiendo estar la mayoría del capital en manos de personas físicas de edad no superior a 40 años. Además, los socios tendrán que aportar, vía capital o a través de fondos propios, al menos un 50 % del préstamo.

El préstamo oscila entre los 25.000€ y los 75.000€ con una carencia de hasta 5 años y un vencimiento máximo de 7 años.

  • Emprendedores: línea específica para PYMES que haya sido constituida durante los 24 meses previos a la solicitud, y con socios sin límite de edad. El préstamo oscila entre los 25.000€ y los 300.000€ con una carencia de hasta 5 años y un vencimiento máximo de 7 años. Los fondos propios deben ser, como mínimo, equivalentes a la cuantía del préstamo.
  • Crecimiento:línea específica para PYMES, independientemente de su antigüedad, y dirigida a apoyar proyectos empresariales de expansión o mejora competitiva. El préstamo oscila entre los 25.000€ y los 1,5M€ con una carencia de hasta 7 años y un vencimiento máximo de 9 años. Los fondos propios deben ser, como mínimo, equivalentes a la cuantía del préstamo.

Para cada línea, el plazo aproximado de resolución desde su solicitud es de 4 meses, pudiendo obtener la totalidad del préstamo en la formalización del contrato con ENISA.

En próximas entradas de nuestro Blog, haremos un estudio específico de cada una de las líneas. ¡Por lo que estad atentos!

¿Qué ventajas ofrecen estos préstamos participativos?

Los préstamos participativos de ENISA se pueden resumir en las siguientes ventajas:

  • Amplios periodos de carencia y cómodos plazos de amortización, lo que supone una ventaja para las empresas en el comienzo de su actividad o momentos clave de crecimiento, ya que refuerza su fondo de maniobra aportándoles liquidez a cambio de deuda financiera a largo plazo. Además, ayudan a fortalecer los fondos propios de la empresa, puesto que la legislación mercantil permite considerarlos dentro de su patrimonio a efectos de reducción de capital.
  • ENISA sirve como reclamo de financiación de otras fuentes, debido a que su grado de exigencia en situación de insolvencia se sitúa justo por delante de los accionistas y por detrás del resto de acreedores financieros de la empresa. Todo ello hace que la obtención de este préstamo sea vista con buenos ojos por otras fuentes de financiación e inversión e incluso ayuda a la consecución de otras ayudas públicas.
  • Por último, a diferencia de lo que sucede con el capital riesgo, ENISA no tiene interés en formar parte del Consejo de Administración de la empresa ni intervenir en la gestión y control de esta lo que garantiza más libertad y comodidad de los socios para tomar decisiones.

Desde IDEOS Consultores ayudamos a las empresas a asesorar, redactar, y gestionar toda la tramitación de la ayuda ENISA para maximizar las posibilidades de éxito. Para cualquier duda o consulta, puedes contactar con nosotros en info@ideosconsultores.es, y estudiaremos tu caso con un servicio de consultoría adaptado a tus necesidades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies